Rolland derrota a Carlos Coello en el Ramón de Carranza

In Noticias, Noticias Muay Thai by Jorge Díez LargachaLeave a Comment

La noche histórica para el Muay Thai en la que el estadio Ramón de Carranza se estrenaba como escenario de una velada resultó amarga para los aficionados que esperaban una victoria del ídolo local, Carlos Coello. El luchador se jugaba el Campeonato Mundial WBC del peso pluma ante el francés Daren Rolland. Una de sus peleas más difíciles e importantes y como tal la disputó.

Rolland salió a imponer su distancia con sus piernas, pero Carlos le supo frenar bien y contragolpeó con dureza. Disputó un round muy serio. Blocando y devolviendo. El segundo round acabó acallando todas las voces de ánimo que intentaban empujar a Coello camino del que hubiera sido su cuarto cinturón de campeón mundial del peso pluma. Un intento de ataque del luchador local lo contrarrestó Rolland con un sorprendente giro completo de su cuerpo que no intuyó a tiempo el gaditano y que culminó con un codazo perfecto en el rostro de un Carlos Coello que se desplomó sobre la lona de manera fulminante.

Derrota de Desirée Rovira

Esa fue la puntilla de la jornada ya que antes, en el quinto combate de los nueve previstos, la peso mosca de Cádiz, Desirée Rovira había llorado a lágrima viva tanto a la espera de conocer el veredicto, sabedora de que la italiana Elisabetta Solinas la había superado de cabo a rabo, como cuando se hizo oficial el triunfo a los puntos de su rival por decisión unánime. La cruda realidad es que Solinas le dio una soberana lección a la anfitriona, empezando por un primer asalto que en lugar del habitual tanteo supuso un ataque sin cuartel de la transalpina, más baja y con menos envergadura que la española pero con una capacidad enorme para colocar un golpe de puño tras otro en la cara de Rovira, que finalizó muy castigada.

En el tercero de los cinco asaltos se atisbó la posibilidad de la remontada porque la gaditana aprendió a mantener alejada a la italiana con una sucesión de atinadas patadas, pero la esperanza se volatilizó al caer Desirée Rovira un par de veces en el cuarto. Solo cabía ya un milagro deportivo en forma de golpe mágico que no apareció.

 

Noticias relacionadas

Leave a Comment