Boxeo: Urtain, una leyenda que aún sigue viva

In Boxeo, Noticias by Agripina Carretero de la HozLeave a Comment

A pesar de su muerte, el boxeador sigue vivo para los amantes del boxeo
Urtain

Hace 25 años nos llegaba la triste noticia de su muerte y nos tocaba despedir a una leyenda del boxeo.  Jose Manuel Ibar, más conocido como Urtain, fue un gran ídolo para los amantes del boxeo.

Natural de Aizarnazábal, Guipúzcoa. Un humilde albañil, que al cruzar la mayoría de edad comenzó a interesarse por los deportes vascos como el levantamiento de piedras.

Levantó bloques de 250 kilos y consiguió el récord al levantar 195 veces la piedra de 100 kilos.

Su afición por los deportes vascos desembocó entre el ring y los guantes de boxeo, alcanzando récords de 56 victorias, 11 derrotas y 4 empates.

Entre los aficionados del boxeo, Urtain era conocido como “El Tigre de Cestona”.

Los comienzos en el boxeo

Urtain tuvo tres personas influyentes en su carrera como boxeador: Almazor, su preparador; José Lizarazu, propietario de Orly y Aurelio Sabadell, un influyente empresario.

Una vez aprendida la base del boxeo, el resto vino solo.

Los primeros 30 rivales a los que se enfrentó, los derrotó por nocaut.

Su momento álgido en el boxeo llegó el 3 de abril 1970, cuando Urtain derrotó a Peter Weiland en el Palacio de los Deportes. Así se coronaba campeón de Europa de pesos pesados.

Esa noche fue épica para “El Tigre de Cestona”.

Manuel Alcántara fue el periodista encargado de retransmitir la gran velada sin perder ningún detalle . Aquella crónica se conoce como “Safari de medianoche”.

Su racha de nocauts terminó tras el combate con Juergen Blin. Una pelea muy reñida, aunque la victoria fue para el boxeador vasco.

Su primera derrota

El 10 de noviembre de 1970, Urtain se subía al ring para competir contra el británico Henry Cooper.

El boxeador británico era más débil que Urtain, pero supo defenderse de los golpes del boxeador vasco.

Vuelta al ring y a las derrotas

En diciembre de 1971  volvía a pisar la lona del ring y derrotaba por KO a Jack Bodell. Tras recuperar la racha frente a Bodell, volvía a la carga, enfrentándose a Juergen Blin (1972) donde no tuvo tanta suerte y perdió el combate por puntos.

Urtain

Dicen que a la tercera va la vencida y Urtain también lo pensó. Por ello, en 1977 combatía frente a Jean-Pierre Coopman, quien se hizo con la victoria por KO al vasco.

Urtain se dio por vencido y abandono el terreno del boxeo, disfrutando de todo lo conseguido hasta el momento.

La triste noticia de 1992

El estar en lo más alto, conseguir grandes victorias y cosas inimaginables para el joven albañil hicieron que la presión se apodara de él. La fama de Urtain cayó en picado. La fortuna se evaporo, los negocios se fueron a pique, sin apoyo de su mujer e hijos… la fuerza de boxeador flaqueo y se lanzo al vació.

La mañana de 21 Julio de 1992 se tiro de un balcón hasta topar con el asfalto.

Leave a Comment