Una semana de infarto para Rose Namajunas

In Noticias, Noticias MMA by Jaime CorralLeave a Comment

Rose Namajunas ha tenido una semana en Brooklyn que tardará en olvidar

Hace 5 meses, cuando Rose Namajunas se presentó en Manhattan para luchar por el título femenino del peso strawweight, se suponía que se convertiría en la respuesta a una futura pregunta que decía: ¿A quién derrotó Joanna Jedrzejczyk para empatar la marca histórica de Rousey en defensas de título en UFC? Respuesta: Rose Namajunas.

No es lo que ha pasado.

Namajunas trató su primera visita a Nueva York como una especie de viaje de autodescubrimiento, su propio Perú personal en el que Jedrzejczyk no era más que un trauma que no necesitaba. Y si Namajunas descubrió algo de grandeza en su corazón al anotar ese nocaut técnico en el primer round sobre, y si supo hacerlo con esa humildad que la define, bastaban argumentos para tener delante a una nueva campeona.

Este pasado sábado 7 de Abril, Namajunas levantó su brazo nuevamente. Jedrzejczyk, quien contribuyó a los cantos de un golpe de suerte al señalar que no había dado el peso correctamente y que le había pasado factura la primera vez, parecía que acababa de dar cinco vueltas con un puma en la oscuridad.

“Perdón por no haber sido tan técnica esta vez”, dijo Namajunas en la entrevista posterior a la pelea. “Me sentí un poco más pesada pero he hecho el trabajo, así que está todo bien”. “Thug” Rose es simplemente mejor. Y realmente, cuando piensas en la semana que tuvo, es una especie de testamento que nos deja entrever que tipo de campeona es y hasta donde está dispuesta a llegar.

El jueves, Namajunas estaba en el autobús que Conor McGregor y su banda itinerante de matones atacaron. Con su enfoque mental tan honrado en Jedrzejczyk, el incidente, comprensiblemente, la sacudió. Algunos de los que estaban en el autobús fueron obligados a abandonar la tarjeta por lesiones. Y Namajunas admitió que también pensó en retirarse.
“Sí, lo hice”, dijo en la conferencia de prensa posterior a la pelea. “Pero creo que muchas veces en momentos previos a la pelea voy a dudar de mi misma o me voy a preguntar cosas”

El domingo, no dejó dudas sobre quién es ella. Ella es simplemente mejor. Nada mal para una luchadora de 25 años con todo el mundo por delante.

Leave a Comment