Un torneo de Muay Thai en cárceles de Tailandia permite que el ganador salga libre

In Noticias, Noticias Muay Thai by Jorge Díez Largacha2 Comments

Los internos pueden participar sin importar la condena que cumplan

Cualquier aficionado a las artes marciales sabe que el Muay Thai es algo más que un deporte en Tailandia. Una religión con miles de adeptos que es capaz de congregar en un recinto más de 50.000 personas. La pasión de los habitantes del país asiático les lleva a cometer locuras inimaginables. La última se remonta a cinco años atrás. 

Ya no hace falta escavar un túnel o descolgarse por la azotea para escapar de una cárcel. Sólo hay que ganar el torneo de Muay Thai que se organiza entre las diferentes cárceles del país para obtener la libertad. No importa el delito que el reo haya cometido, si lo gana, será libre.

Fue instaurado en el 2012 y desde entonces ya han sido liberados muchos prisioneros. Sin embargo, el verdadero origen se remonta a 1764, cuando en Ayutthaya, ciudad de Tailandia, los birmanos provocaron una gran pelea. Nai Khanom Thom, considerado el padre del muay thai, defendió a los que habían sido esclavizados y derrotó a sus oponentes y a nueve luchadores más. Ante ello, el rey de Birmania le concedió la libertad.

Tristeza para la familia afectada

La competición se basa en cinco combates, en las que los presos van eliminando a los otros reos, hasta llegar a la final. En el último combate el finalista debe pelear con un luchador profesional de Muay Thai. Solo existe un requisito para participar del referido sistema: estar cumpliendo una condena de larga duración. Sería el perfecto guión para una película, pero ese ya está escrito. En 2010 la cinta de Undisputed 3 relataba la historia de un peleador penitenciario Yuri Boyka (Scott Adkins) que decide entrar en un torneo de reclusos representando a Rusia y peleando por su libertad, pues el campeón del torneo será libre.

La alegría de algunos es la tristeza de otros. Es el caso de las víctimas afectadas por el delito del reo que sale en libertad. Un ejemplo es el caso de Noy Khaopan, el asesino de un estudiante de secundaria, que con su victoria logró conseguir su indulto.

Los internos pueden participar sin importar la condena que cumplan

Las autoridades asiáticas argumentan que el Muay Thai en Tailandia es casi una religión y que su fin es brindar una nueva oportunidad a sus reclusos. Además, manifestaron que con este sistema se ha disminuido el uso de drogas y los comportamientos violentos de forma notable en las cárceles.

Recientemente ha salido en la televisión inglesa un documental “Prison fighters: 5 rounds to freedom” en el que se cuenta todo el torneo y en el que incluso se recogen las opiniones de las familias afectadas por la salida de la cárcel de algunos peligrosos reclusos.

La madre del estudiante que fue asesinado por Noy Khaopan, recluso que ganó el año pasado el torneo, y salió de la cárcel, no se podía creer que el asesino de su hijo hubiera salido de la prisión de esa manera.

Los internos pueden participar sin importar la condena que cumplan

970 x 250 Hombre y mujer