De picar piedra en Camerún a la indigencia en París: Así fue el camino de la próxima estrella de UFC Francis N’gannou

In Noticias, Noticias MMA by Jaime CorralLeave a Comment

Con tan solo 5 años de experiencia en las MMA, Francis N´gannou ha demostrado tener unas habilidades especiales para el combate

Es posible que haya escuchado la historia de cómo el contendiente del peso pesado de UFC Francis Ngannou dejó su hogar en Camerún y terminó sin hogar en París hasta el día en que ingresó a un gimnasio de boxeo en busca de un entrenador, pero es probable que no conozca la historia completa.

Pocos lo hacen. Abran bien los ojos y lean atentamente el relato de alguien que escogió como quería vivir su vida pese a tener todo en contra. Quien supo conocerse a si mismo y con ello, supo adaptarse hasta el punto de convertirse en una estrella de la lucha. Francis N´gannou es el ejemplo que cualquier profesional o persona en su vida debería pensar. Nuestro entorno muchas veces nos condiciona hasta el punto de limitarnos. No en el caso de “The predator” quien con todo en contra supo cambiar el rumbo de su destino.

El ascenso de Ngannou es aún más inspirador de lo que sabíamos, especialmente desde que comienza en las minas de roca y arena un tanto traidoras de Camerún, donde Ngannou (10-1 MMA, 5-0 UFC) trabajó desde niño y durante numerosos años de su vida.

Fue un trabajo agotador y peligroso, pasar horas enterrando arena en la parte trasera de los camiones para poder enviarla a las grandes ciudades para su uso en la construcción.

A veces dedicaba todo el día sacando arena del lecho del río. Otros los pasaba en lo alto de una cantera empinada, donde grandes trozos de tierra y roca se desprendían con cierta frecuencia de los altos acantilados y caían sobre los trabajadores.

Pero incluso cuando era un niño, Ngannou tenía grandes sueños. Un ídolo que le marcaba el camino hacia lograrlo. El quería ser boxeador, como Mike Tyson. Cuando eso no parecía posible en Camerún, dejó su país para quedarse sin hogar en las calles de París. Su único plan era caminar hasta que localizara un gimnasio de boxeo y preguntar si alguien lo entrenaría.

El plan desde luego no era ninguna proeza estratégica, mas bien era supervivencia. Eso si, Para un espécimen físico como Ngannou, resultó ser una estrategia perfecta. Pronto se encontró caminando por las puertas del gimnasio MMA Factory de Fernand Lopez. “Me miraron y dijeron: ‘Estoy bastante seguro de que Fernand estará muy feliz de verte'”, dijo Ngannou.

Ahora, y después de haber noqueado con un tremendo uppercut al número 1 del ranking de los pesos pesados, Alistair Overeem, el pasado sábado en UFC 218, la historia de Francis Ngannou se hace más bonita aun. Ahora, ante la posibilidad de pelear por el título frente al campeón Stipe Miocic después de comenzar a entrenar hace apenas 5 años, la historia cobra un sentido milagroso.

Como después de crecer demasiado pobre como para tener educación y trabajar extrayendo arena con 12 años solo para ayudar a mantener a su familia, resulta asombroso ver a Ngannou , que de alguna manera se ha elevado casi hasta la cima de los rankings de peso pesado en solo cuatro años como luchador profesional.

Nadie sabe cual es su techo, su fin, hasta donde puede llegar. Solo sabemos que mirando hacia atrás en su vida, la parte fácil la está viviendo ahora.

Leave a Comment