UFC en 2017: dinero y títulos provisionales

In Noticias, Noticias MMA by Jaime CorralLeave a Comment

2017 para UFC ha sido un año histórico a la par que extraño, con el mayor número de títulos interinos jamás visto y las “money fights” en auge

Este sábado finaliza el año para UFC con la celebración de la última velada UFC 219 con un combate por el título en el combate estelar entre Cris Cyborg y Holly Holm.

Antes, nos paramos a pensar en todo lo que ha sido UFC en este 2017 y no hay que pasar por alto 3 palabras claves, que definen a la perfección la resolución de esta promotora de MMA este año. Dinero, mérito y títulos provisionales.

Hubo una vez en que los títulos provisionales eran raros de ver. UFC solo lo instituyó para una división si el titular estaba fuera (ocasionalmente lesionado) por un periodo prolongado.

Lo hizo con Dominick Cruz, tras estar fuera por casi un año debido a una cirugía y enfrentándose después a otra ausencia de lesiones por otro año.

Todo eso hizo falta para que UFC pusiera un título interino en la línea entre Renan Barao y Urijah Faber en 2012. Cain Velasquez no defendió el título de peso pesado entre octubre de 2013 y junio de 2015 y UFC lo esperó un año y es más, esperaban a una próxima pelea antes de poner en juego un título interino.

Retroceda aún más en el tiempo y los cinturones interinos realmente solo se usaron en situaciones extremas, como cuando Tito Ortiz y Randy Couture estaban paralizados por contrato con UFC y su futuro en la promoción estaba en el aire.

Ahora, los títulos provisionales son relativamente comunes. En 2017, había tres en juego y uno de ellos, el peso ligero, sigue activo.

La gran diferencia entre los cinturones de reemplazo en estos días, en comparación con el pasado, es que están siendo utilizados cada vez más como un premio de consolación para los principales contendientes en la división, mientras que los campeones de dicha división están optando por hacer “peleas de dinero”.

Por ejemplo, Conor McGregor es el campeón de peso ligero de UFC. No luchó en absoluto en UFC este año, pero tuvo un monstruoso combate de boxeo contra Floyd Mayweather que se convirtió en el segundo evento de pago por evento más grande de todos los tiempos con 4.3 millones de compras. UFC necesitaba echarle un hueso a los otros contendientes del peso ligero.

Se suponía que Tony Ferguson y Khabib Nurmagomedov, los siguientes dos mejores peleadores de la división de las 155 libras, pelearían en una pelea interina por el título en UFC 209 en marzo antes de que Nurmagomedov se retirara después de ser hospitalizado mientras bajaba de peso. Ferguson terminó peleando y venciendo a Kevin Lee por el título interino en UFC 216 en octubre.

Leave a Comment