UFC 217: Georges St-Pierre volvió para someter a Michael Bisping y hacerse con el cinturón del peso medio

In Noticias, Noticias MMA by Jaime CorralLeave a Comment

El luchador Georges St. Pierre volvía 4 años después y lo hizo a lo grande. Sumisión en la tercera ronda y nuevo campeón del peso medio

La UFC volvía a congregarse en el Madison Square Garden y eso significa que la lucha iba en serio. No se dejan nada en el tiesto, ni los luchadores ni los promotores. Viajar a Nueva York tiene que ser sinónimo de espectáculo y la UFC cumplió su papel a la perfección.

La noche se prestaba a todo. 3 cinturones en juego con 3 aspirantes que dieron la sorpresa. El hastag que tanto hemos visto de moda #AndStill no ha servido de nada este fin de semana y los aficionados han tenido que comentar en sus redes sociales uno nuevo, que no es otro que #AndNew . Y es que este fin de semana la UFC ha hecho historia intercambiando 3 nuevos campeones. Los tres aspirantes al título fueron capaces de arrebatarle el título a sus respectivos defensores.

Pero por supuesto, de lo que todo el mundo estará hablando en los próximos días es del regreso de Georges St-Pierre, quien sometió al ahora ex campeón de peso medio Michael Bisping en la tercera ronda.

Después de un paréntesis de cuatro años, St-Pierre regresó y demostró que, de hecho, ahora puede estar en su mejor forma física y mental. Ambos aguantaron un gran ritmo hasta que llegó la tercera ronda, en donde el veterano derrotó a Bisping, que había ganado sus últimos cinco combates.

“GSP” entró en el octágono bajo un estruendoso aplauso de todo el estadio, que le agradeció la vuelta como se merecía. Fue un extraño retroceso a una época diferente, ya que estaba en la jaula familiar, pero en un lugar desconocido, la esquina del retador.

Después salió Bisping, que había salido elegido como un campeón improbable a pesar de haber ganado su camino a la cima: noqueó a Luke Rockhold, justo y en la mandíbula cuadrada, para agarrar el cinturón que tanto tiempo había codiciado . Llegó muho mas fuerte que St. Pierre, lo que era de esperar dado que Georges ha estado acostumbrado a pelear en las 170 libras mientras que bisping ha llegado a pelear en las 205.

El combate fue muy parejo en su comienzo, solo al final del primer asalto St-Pierre conectó un golpe de Superman, Bisping sonrió y se comió una patada giratoria. Se tambaleó levemente, pero estaba bien cuando sonó la bocina. En la segunda ronda St-Pierre salió con menos ritmo. ¿Se estaba preparando para cinco rondas, o se estaba cansando? Bisping estaba tratando de averiguarlo, peleando con más urgencia. Conectó con una mano derecha en bucle, su mejor golpe de la pelea, pero no siguió.

GSP estaba escogiendo su lugar y llegamos al tercero con un Georges claramente fatigado.Sin embargo Bisping, que no llevaba el mismo cansancio en la cara, no debió haber estado a toda potencia, ya que no presionó todo lo que se esperaba.

Bisping se adelantó, GSP respondió con un gancho de izquierda que lo dejó caer. St-Pierre lo hincó en el suelo y dejó caer un codo tras otro, primero con la izquierda, luego con la derecha. Pero no hubo renuncia en Bisping, quien se alejó de los ataques. Fue ahí cuando St-Pierre aprovechó la espalda del luchador británico para someterle con una estrangulación y así obtener la victoria para convertirse en el nuevo campeón del peso medio.

Volvió Georges St. Pierre y volvió a lo grande. Nuevo campeón de la UFC en su regreso y esperemos que se quede mucho tiempo más en la jaula.

Leave a Comment