Tito Ortiz, una vida marcada por la lucha

In Noticias, Noticias MMA by Jorge Díez LargachaLeave a Comment

Los inicios de Tito Ortiz estuvieron acompañados por una infancia complicada. Sus padres eran heroinómanos y eso le marcó. Vio en en el deporte una válvula para canalizar todo la rabia y la ira que sentía. Comenzó en la lucha libre en el High School. Después de la escuela secundaria, el estadounidense continuó su carrera como luchador ganando dos títulos estatales de California Junior College en el Golden West College. Tras su paso por Golden West, Ortiz luchó en el Cal State Bakersfield, después en la Universidad prosiguió en la misma modalidad. Antes de concluir sus estudios universitarios se produjo su debut en las MMA. Fue en 1997 en UFC 13. Venció por KO técnico a Wes Albritton.

El primer gran éxito de Tito llegaría en el año 2.000. Compitió en el torneo de Abu Dhabi Presentación de Lucha Libre, en la división de menores de 99 kilos. Acabó en tercera posición después de ganar 4 peleas antes de perder en la semifinal por decisión unánime de los jueces ante Ricardo Arona.

Campeón del Mundo con 25 años

Unos meses más tarde Ortiz derrotó a Wanderlei Silva por el título de peso semipesado en UFC 25 por decisión unánime. Era campeón del mundo. Fue la culminación a muchas horas de entrenamiento y trabajo. Con 25 años tocaba el cielo, pero lejos de dormirse siguió entrenando y trabajando; no le valía con ese título. Quería seguir progresando en su profesión y no especuló con su reinado. Lo defendió en cinco ocasiones ante Yuki Ondo, Evan Tanner, Elvis Sinosic, Vladimir Matyushenko y Ken Shamrock. Venció a todos ellos, nadie podía con la fuerza del ciclón Ortiz.  Pero desgraciadamente para él a la sexta llegó la vencida y cayó derrotado ante Randy Couture en UFC 44.

Una foto publicada por titoortiz1999 (@titoortiz1999) el

Se pasa al arbitraje y al cine

Tras esta derrota, Tito se toma un período de descanso para reordenar sus ideas. Y sorprende con su nuevo reto: ser árbitro en el Total Nonstop Action Wrestling (TNA). Ejerció de juez en tres combates. También en esa etapa de su vida trabajó como actor en varias películas, Venice Undeerground, The Crow: Wicked Prayer… Demostrando que no sólo se le daba bien la jaula sino también actuar. Poco después volvería a su habitad natural: el octágono. Su primera lucha fue ante Forrest Griffin en UFC 59. Una noche para recordar. Aquella velada recibió el premio de Fighting Spirit Magazine a la mejor del año 2006.

En 2008 pierde contra Lyoto Machida en el UFC 84. Tito decide no renovar con la compañía norteamericana tras una pelea con el presidente de la compañía, Dana White. Aunque posteriormente cambiaría de opinión, y seguiría con ellos para medirse un año más tarde de nuevo a Forrest Griffin. Perdió en una decisión muy discutida. Mientras proseguía su carrera de actor y salía en diversas series como CSI Nueva York.

Los dos próximos años serían de intensos entrenamientos con alguna que otra incursión en el cine. El 2 de julio de 2011 regresó para medirse cara a cara con Ryan Bader. Tras cinco años sin ganar consiguió el triunfo. En esos años comienzan las primeras especulaciones acerca de su retirada. Pero el momento más emocionante de su carrera deportiva estaba por llegar.

Salón de la Fama

Poco antes de su tercer cara a cara con Forrest Griffin, entró en el Salón de la Fama de UFC. Era el reconocimiento a su carrera deportiva. Una vida de lucha y entrega al deporte que amaba, las MMA. En cuanto a la lucha con Griffin, perdió y anunció su retirada.  Un retiro que de nuevo no sería definitivo, pues Bellator contactó con él y firmó por la compañía de Scott Cooker. En su primera aparición luchó contra Alexander Shiemenko en Bellator 120. Ganó por sometimiento.

El pasado sábado venció con claridad a Chael Sonnen en Bellator 170. Era el final de su carrera deportiva. Tras esa noche anunció su retiro sosteniendo un record de (19-12-1, MMA) (15-11—1 UFC) (3-1-0, Bellator).

Leave a Comment