¿Sabes qué come un luchador de MMA?

In Noticias, Noticias MMA by Zaira BooLeave a Comment

Los luchadores de MMA deben prepararse para la pelea con entrenamientos y una buena dieta

Está claro que la alimentación es un pilar fundamental en el desarrollo y en la productividad de cualquier deportista. Las artes marciales mixtas (MMA) exigen que el luchador alcance el mejor acondicionamiento físico que le permita ganar en resistencia y fuerza muscular, por tanto, es tan importante el entrenamiento como la dieta.

El plan de nutrición ideal para cualquier persona que practique deportes de contacto es aquel que le permita una rápida regeneración muscular y una carga elevada de energía previa al combate. Aunque, ojo, es importante el control del peso, ya que como todos sabemos, delimita la categoría de combate. Es por eso que primero debemos saber si queremos mantener el peso actual o subir un par de kilos para pasar al siguiente nivel.

Hidratos de carbono complejos

Son muy necesarios ya que funcionan como la gasolina del cuerpo, si no se produce un consumo de hidratos, el motor no tiene energía para funcionar. Pero eso sí, hay que saber qué hidratos son los más convenientes. El deportista debe renunciar a los carbohidratos simples que se encuentran en alimentos procesado. Lo ideal sería decantarse por los carbohidratos presentes en frutas, arroz, pasta o cereales integrales que requieren mucho más tiempo de digestión y proporcionan sensación de saciedad. Un ejemplo de menú previo a un entrenamiento de entre 60 y 90 minutos sería gachas de avena acompañadas de fruta y tres huevos.

Proteínas

La proteína actúa como regenerador y constructor de músculos, cartílagos y ligamentos. No es de extrañar que su consumo es de vital importancia para el luchador de MMA. Es muy común que durante entrenamientos intensos o incluso durante los combates se desgarren las fibras musculares. Aquí es donde actúan las proteínas, que aceleran la recuperación del tejido dañado. Una buena dieta tiene que incluir proteínas magras presentes en la clara de huevo, ciertos pescados, pechuga de pollo… También se pueden incluir mediante la ingesta de polvos o batidos proteicos. El consumo de proteínas es perfecto para la cena, ya que así por la noche recuperaremos los músculos y los prepararemos para otra jornada de entrenamiento.

Lípidos

Es un error pensar que una buena dieta es aquella que suprime las grasas. Los lípidos son muy necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo, pero igual que con los carbohidratos, hay que saber escogerlos. Hay que evitar a toda costa las grasas trans y decantarnos por los alimentos ricos en omega 3 y ácidos grasos saludables. Un ejemplo de ello es el aceite de oliva, el salmón, el aguacate… Su consumo ayudará a reducir la inflamación y mejorará el trabajo cardiovascular.

 

En resumen, la ingesta calórica de una buena alimentación se divide porcentualmente en el consumo de un 60% de carbohidratos, un 30% de proteínas y un 10% de ácidos grasos. Por supuesto, todo esto tiene que ir acompañado de una correcta hidratación (unos dos litros de agua diarios). ¿Te animas a probar la dieta de los luchadores de MMA?

Leave a Comment