Ruben Nieto echa de menos los guantes de boxeo

In Boxeo, Noticias by Claudia Do CampoLeave a Comment

Ruben Nieto echa de menos los guantes de boxeo en su nueva vida

Hace un año y tres meses Ruben Nieto colgaba los guantes de boxeo para empezar una nueva vida. Fue el 15 de noviembre de 2016 cuando “el salsero” subía por última vez al ring del pabellón Fernandez Martin de Fuenlabrada.

Fueron seis años como boxeador profesional que no se olvidan rápido. Su trayectoria como boxeador acumuló un récord de 18-1-1, 9 KOs. Además de alcanzar seis títulos; dos Campeonatos de España, dos de la Unión Europea y dos campeonatos de Europa.

Tras días de reflexión junto a su entrenador Luis y todo su equipo, Ruben, decidió colgar los guantes por voluntad propia. Había sufrido su segundo hematoma cerebral.  Los médicos no le prohibieron volver al boxeo, pero el riesgo de volver a pelear era alto y no quería sufrir más, sino disfrutar de la vida y su familia. Los títulos que ganó guardan bonitos recuerdos en su memoria y son muy especiales para él.

“Era una decisión muy difícil de tomar, pero era por mi bien. Luis me dijo ya había visitado dos veces el hospital después de boxear con Bauwens y España, y que no habría una tercera. Si él no iba a estar en mi rincón, yo tampoco iba a volver a subir a un ring, así que puse punto final a mi etapa como boxeador”

Ahora las mismas manos que un día pelearon contra Daniel Rasilla, logrando el título de Campeón de España, conduce un autobús de la EMT.

Ruben lleva una vida tranquila junto a su familia, pero con una espinita clavada ya que no puede seguir haciendo lo que más feliz le hace; subir al ring a boxear.

“Siento nostalgia simplemente con ver una foto de boxeo. Cada vez que entreno voy a mi casa peor, es un cúmulo de emociones. Tampoco ha tenido mucho tiempo para poder disfrutar del boxeo, ya que tengo tres hijos. Ahora he comenzado a sacarme el curso de entregador de la Federación Madrileña de Boxeo”. 

Ruben se emociona al saber que todavía los aficionados del boxeo le recuerdan con cariño, se preocupan por él e incluso le paran por la calle para darle ánimos.

“Me hubiera gustado seguir mi carrera, boxear me hacía feliz, pero era una decisión positiva para mi futuro. Los aficionados me siguen escribiendo, se preocupan por cómo me va la vida y eso es de agradecer”.

Leave a Comment