¿Quién es la boxeadora Siriporn Taweesuk que peleó con Joana Pastrana por el título mundial en Madrid?

In Boxeo, Noticias by Claudia Do CampoLeave a Comment

olimp
La cárcel ayudó a Siriporn Taweesuk “Samson” a forjar una carrera como boxeadora

La ciudad de Madrid acogío anoche una velada que contaba con cabeza de cartel a Joana Pastrana y Siriporn Taweesuk. El encuentro tuvo lugar en el Polideportivo Jose Caballero en Alcobendas.

Siriporn Taweesuk más bien conocida como Samson o Rosa Negra en el mundo del boxeo buscaba arrebatar el título mundial a Joana Pastrana.

A Joana Pastrana la conocemos de otros encuentros pero, ¿sabemos algo sobre la tailandesa Siriporn Taweesuk?

Samson es natural de Tailandia concretamente de la ciudad de Lopbur. Su carrera como boxeadora llegó de casualidad cuando fue condenada a 10 años de cárcel por traficar con Ya-ba, unas pastillas de metanfetamina. Siriporn Taweesuk fue encerrada en un centro de alta seguridad de mujeres adictas a las drogas por lo que su paso por la cárcel no fue un camino de rosas.

Antes de cumplir condena, Samson había practicado algunas clases de Muay Thai, pero nunca había forjado su entrenamiento. En sus años como reclusa se vio en la obligación de aprender a boxear para defenderse de otras reclusas que querían abusar de ella.

Poco a poco, la boxeadora tailandesa se fue interesando y motivando por la disciplina como vía de escape dentro de las cuatro paredes en las que tenía que pasar los días. En las cárceles de Tailandia existen programas de boxeo y muay thai que ayudan a las reclusas a forjar una carrera como profesional.

Los primeros combates de boxeo de Samson se alejan mucho del glamour que respiran las veladas de Las Vegas. En el 2007, a dos años de culminar su condena obtuvo un permiso para viajar a la cárcel de Klong Prem en Bangkok. Allí, ante la atenta mirada de 700 reclusos y donde los carteles de los asaltos eran presentados por travestis, Sansom consiguió derrotar a la japonesa Tenshin Anri. Su victoria en Bangkok le otorgó el título mundial de WBC. 

“Si no me hubieran atrapado y encarcelado, sospecho que habría terminado siendo una drogadicta sin esperanzas”

Gracias a su paso por la cárcel, Taweesuk conoció el boxeo y recuperó la ilusión por vivir alejada de la droga. A día de hoy lejos recuerda su condena, pero, no ha abandonado la cárcel ya que ahora se ha convertido en instructora de las internas que cumplen condena en la cárcel.

Noticias relacionadas

Leave a Comment