¿Qué hacer si no tenemos ganas de entrenar?

In Noticias, Noticias MMA by Agripina Carretero de la HozLeave a Comment

Todos tenemos un mal día, a todos nos cuesta entrenar si no tenemos ganas, pero cada uno debe encontrar su propia motivación para hacerlo. Hoy te damos algunos consejos

Aunque seas una persona que se marca retos, y que hace todo lo que está en su mano para hacerlos realidad, en ocasiones te sentirás cansado, desanimado, sin fuerzas o simplemente sin ganas para hacer lo que tenías que hacer. Deporte, entrenamiento, esfuerzo…todo aquello que a veces te hace feliz y te hace sentir satisfecho, en ocasiones se vuelve impotente y no sabes a qué recurrir para remediarlo.

¿Desgana?

Si lo que te impide entrenar es la desgana, debes coger las riendas de tu cuerpo y obligarlo a su propósito. Si quizás te ves sin fuerzas para un entrenamiento que ya tenías marcado, más vale uno suave y bien hecho, que no hacer ninguno.

Comienza lento, tranquilo y dependiendo de cómo te veas, sube la intensidad o al menos, quédate con la satisfacción de que algo es más que nada.

Tu fuerza convertirá tu desgana en motivación

Si has conseguido sacar a tu cuerpo de casa, ponerte manos y pies a la obra, y has comenzado a entrenar tu deporte favorito, cuando menos te lo esperes, te asaltará la motivación.

Lo más difícil es salir y empezar, una vez que has calentado, lo demás es pan comido.

¿Desmotivación?

Quizás no has conseguido este primer propósito y lo que te haga falta sea un chute de vitalidad. No pienses autoexcusas, sal y hazlo, porque una vez hecho, sentirás que tu esfuerzo ha valido la pena.

Los días desmotivadores son los que al final valen la pena superar, porque consigues doblar tu confianza, luchar contigo mismo y vencer la batalla a la desmotivación.

Si aún así, no has conseguido por ti mismo vencer la desgana ante el entrenamiento, buscaremos factores externos que nos ayuden a eliminarla.

  1. Ponte una canción y busca la razón por la que comenzaste tu deporte favorito.
  2. Date un descanso porque a lo mejor lo que te hace falta es desconectar para volver con más fuerza. A veces hace falta caer, para volver a saltar.
  3. Si lo que te sientes es cansado, tal vez tengas que variar tu alimentación. Prueba con minerales, verduras, frutas…quizás tu cuerpo necesita más carbohidratos para sentirse fuerte.
  4. Piensa en tu rival: no solo hablamos de deportes de contacto. Extrapolalo a todos los niveles. Tus enemigos, tus jefes, quizás el mar de amor, piensa en ellos y ¡Revienta tus músculos!
¿Te sientes más motivado?¿Ya has encontrado la fuerza para entrenar?
Si no es así, pincha aquí y sigue buscando una razón que te cambie el día.

Leave a Comment