Las películas de MMA que triunfan en el festival de Cannes

In Noticias, Noticias MMA by Jaime Corral

“Prayer for dawn” sorprende al público del festival de Cannes con un guiño a las películas de MMA.

Cuando cae la noche en Cannes, las sesiones de cine se vuelven más oscuras, no porque el sol se haya ido sino porque es el momento de que los directores presenten sus obras más macabras, terroríficas o de alto contenido sexual. Otros prefieren decir que es el momento en el que el producto más puro del festival sale a relucir.

El caso es que este año la sesión ha iniciado con un guiño a las películas de MMA. El director Jean-Stéphane Sauvaire ha querido transportarnos con su película “Prayer for Dawn” a los lugares más recónditos de las MMA, de las drogas y la ultraviolencia. La historia cuenta la vida de un luchador de boxeo, adicto a la heroína, que acaba encerrado en una prisión Tailandesa.

A priori el guión nos puede sonar de otras películas de MMA, tal vez tengan en mente a Van Damme en Kickboxer, con algunos matices de el club de la lucha y en donde todo indica a que la película va a gozar de numerosas escenas de combate y en donde predominarán diferentes artes marciales como el boxeo, el Muay Thai, el Kick boxing o las MMA.

La película es de una dureza imponente, en eso trata de diferenciarse de las otras películas de MMA. El director trata de aportar lo que tienen todas estos filmes, golpes sudor y sangre, pero por otro lado, trata de profundizar mucho más en la historia del personaje, no haciéndole solo luchador sino un superviviente al que le queda lo peor por vivir y que tendrá que hacer frente a sus problemas no solo a base de golpes y técnicas de MMA.

Torturas, humillaciones y violaciones son algunas de las acciones que cobran protagonismo en la película convirtiéndolo en un film cruel en muchas ocasiones y que deja al espectador anonadado. Peleas en el patio de la prisión y asaltos en los baños, durmiendo en el suelo entre animales. La película está basada en la historia del británico Billy Moore, un joven adicto a las drogas que pasó más de tres años en la prisión de Klong Prem y de la que pudo salir para dar su testimonio.

Una de las películas de MMA con más impacto sin duda, Sauvaire no decidió cortarse un pelo a la hora de realizar las escenas más violentas y sangrientas. Enmarca las peleas en largas y dolorosas escenas, con muchos matices desagradables como el exceso de sangre o saliva. “Una oración antes del amanecer”, que sería su traducción al castellano, se presentó en la sesión de medianoche de Cannes como una de las favoritas a cosechar éxitos en taquilla.

728x90 ES