¡No abandones el gimnasio!

In Noticias by Claudia Do CampoLeave a Comment

Organízate y saca, al menos, quince minutos al día para entrenar tu cuerpo

Muchas veces por falta de tiempo u otros inconvenientes que nos surgen, abandonamos nuestra rutina deportiva.

Gran fallo por nuestra parte ya que nunca debemos dejar la tabla de ejercicios en el olvido.

¡Que la falta de tiempo no sea una excusa para mantener el cuerpo en forma!

A día de hoy, podemos adaptar el poco tiempo disponible que tenemos a realizar nuestros ejercicios. Incluso podemos montar el gimnasio en el salón de casa, gracias a Ictiva.

Abandonar nuestra rutina deportiva, afecta a nuestro cuerpo en mayor o menor medida ya que pasamos de tener un cuerpo en forma y tonificado a adaptarlo a una vida sedentaria sin ejercicio alguno.

Al dejar de lado la rutina fitness, todos nuestro esfuerzos y progresos conseguidos hasta el momento, se irán por la borda. Provocando una difícil recuperación, el día que queramos volver a tener un cuerpo fitness.

Por ello, hoy traemos varias de las consecuencias que sufre nuestro cuerpo cuando colgamos el chándal y decimos adiós al gimnasio para que seamos conscientes de cómo hacemos sufrir a nuestro cuerpo cuando tomamos dicha decisión.

El trabajo ha robado todo tu tiempo

 Llevas un mes bastante caótico donde el trabajo ha robado todo el tiempo que disponías.

Aunque parezca mentira, tu cuerpo ha notado la falta de ejercicio durante ese corto periodo de tiempo.

Ese mes ausente de ejercicio ha provocado que algunas de las partes de tu cuerpo se hayan vuelto blandas o incluso ir andando a hacer la compra al supermercado te canse más de lo normal.

Un estudio donde varios deportistas realizaban sus ejercicios durante dos meses y luego lo abandonaron por un mes, observó que perdieron el 23% de lo ganado durante sus meses de entrenamiento.

¡No te asustes!

A pesar de estar retirado de tu rutina deportiva durante un mes, estás a tiempo de recuperar el tiempo perdido en menos del tiempo que has estado apartada de toda actividad deportiva.

 

Las pesas quedaron cogiendo polvo

Nos sentimos perezosos y dejamos las pesas para que otros las utilicen ya que no nos apetece llevar a cabo ejercicios con pesas.

Ese periodo de tiempo que hemos dejando las pesas cogiendo polvo, habremos perdido masa muscular y ganado algo de grasa, aunque la báscula marque lo mismo, lo pesos no vienen por el mismo camino que antes.

¡Es el momento de recuperar el tiempo!

Incorpora algo de entrenamiento de fuerza a tu rutina para remediar lo antes posible el tiempo perdido.

Días de recuperación

 Hemos corrido media maratón para la que has estando entrenando muchísimo y crees que tu cuerpo necesita un descanso.

Una pausa así no supone un gran problema para un cuerpo en plena forma.

Eso sí, no dejes mucho el tiempo pasar ya que tu velocidad máxima se perderá durante esos días de relax, pero pronto la recuperarás.

Continua con tu rutina deportiva con calma, ya que al volver no contarás con la misma resistencia y la sensación de fatiga habrá bajado.

Utiliza un entrenamiento de fuerza como complemento de musculación a tus programas de cardio.

Una parada por lesión

Fuiste víctima de una lesión que te obligo a frenar tu rutina deportiva durante un largo periodo de tiempo.

El parón habrá provocado una pérdida de músculo y habrás ganado grasa.

Al volver al gimnasio tendrás que empezar con ejercicios lentos y suaves para que tu cuerpo empieza a habituarse de nuevo a la rutina deportiva.  En ocasiones, puede que el tiempo parezca que pasa lento y que llevas mucho tiempo de entrenamiento; baja el nivel y busca una resistencia con la que puedas hacer 10-15 repeticiones.

Durante el parón aumenta la cantidad de proteínas en tus platos para limitar la pérdida de masa muscular durante el tiempo que pasarás lejos del gimnasio.

336x280 mujer

Leave a Comment