Max Holloway y su fe en convertirse en un campeón “clásico” de UFC

In Noticias, Noticias MMA by Jaime CorralLeave a Comment

El campeón de UFC Max Holloway quiere “hacer que todos crean en la exageración” con múltiples defensas de título entre 2018 y 2019

El campeón del peso pluma de UFC, Max Holloway, tiene objetivos para 2018, pero no incluyen cambiar de peso, exigir súper peleas ni nada por el estilo. El hawaiano se considera un clásico campeón de UFC, y eso significa defender su cinturón con regularidad.

Holloway (19-3 MMA, 15-3 UFC), quien hizo su primera defensa del título con un nocaut técnico en el tercer asalto sobre José Aldo (26-4 MMA, 9-3 UFC) lo volvió a reiterar sobre el propio brasileño. Más tarde aparecieron los problemas físicos que le han mantenido alejado de defender su cinturón. Apunto estuvo de disputar el del peso ligero, pero se rompió…

Ahora, ya está en la fila preparado para una pelea con Brian Ortega (13-0 MMA, 5-0 UFC) Después de eso, el ex campeón del peso ligero de UFC Frankie Edgar (22-5-1 MMA, 16-5-1 UFC) y Josh Emmett (13-1 MMA, 4-1 UFC) podrían estar en espera, y el campeón ya los ha llenado de elogios.

Después de hacer su debut en UFC a principios de 2012, Holloway ya ha reunido uno de los mejores currículos de la historia de la compañía. Su racha de 12 victorias consecutivas es una de las más largas en el octágono, y “Blessed” tiene una larga lista de otros logros notables durante su carrera.

Pese a estos éxitos, Holloway insiste en que solo ha arañado la superficie. Candidato a “Luchador del Año” en 2017 por la revista Rolling Stone, quiere que continúe cuando el calendario cambie a un nuevo año.

“Mi objetivo para 2018 y 2019 son dos o tres títulos de defensa y dos o tres combates para poner el martillo abajo y hacerles saber a todos que estoy aquí para quedarme durante mucho tiempo”, le dijo Holloway a portal norteamericano MMAjunkie.

El trabajo de Holloway dentro del octágono ha sido espectacular en los últimos años. Detener a Aldo con golpes dos veces en un lapso de seis meses para unificar y defender las 145 libras se destaca como la mejor parte de su carrera.

A pesar de que proviene de un pequeño campo de entrenamiento en Waianae que solo alberga algunos nombres notables y entrenadores pocamente reconocibles, Holloway elogia los sacrificios hechos por quienes lo rodean como la razón principal por la que está en su posición actual.

“Mis entrenadores no reciben el respeto que merecen”, dijo Holloway. “Siempre trato de hacerles saber que les necesito. Todos tenemos familias. Les echo tanto de menos, pero ellos también a mi. Me dan su tiempo y esfuerzo al 100% y estaré eternamente agradecido por eso. El tiempo es algo valioso. Si le doy 20 dólares, puede devolverme el dinero. Puede pagarme 10 días a partir de ahora, dentro de 10 años, dentro de 10 minutos. Pero si le doy 20 minutos de mi tiempo, son 20 minutos que nunca podré recuperar. Tienes que respetar eso y es lo que hago “.

Leave a Comment