¿Todo lo que haces en el gym es correcto?

In Noticias by Claudia Do Campo

Conoce los errores más comunes que cometemos en el gym

Eres de los que sigues las indicaciones de tu entrenador personal o la persona encargada de guiar tus entrenamientos en el gym, pero… ¿dónde están los resultados?

Los resultados puede que no sean notables ya que cometemos ciertos errores que hacen que veamos los resultados que deberían de existir tras un largo periodo de entrenamiento.

Cada persona es diferente y realiza los ejercicios de forma diferente.

Siempre con sus manías y costumbres.

A pesar de seguir las indicaciones de nuestra tabla de ejercicios, inconscientemente, realizamos ciertos errores que obstaculizan nuestro entrenamiento y debemos acabar con ellos. 

¿Sabes cuáles son los errores más comunes durante el entrenamiento?
Bebidas isotónicas

Muchas personas cuando llevan a cabo su actividad deportiva, refuerzan su entrenamiento con una bebida isotónica.

¡ERROR!

Las bebidas isotónicas están pensadas para atletas que hacen actividad física intensa durante más de dos horas y contiene mucha glucosa.

Al tener tanta azúcar, el cuerpo no quema la grasa necesaria.

En el gimnasio tenemos que ir siempre acompañados de nuestra botella de agua.

El agua nos refrescará e hidratará cuando sea necesario, al mismo tiempo, que nos ayudará a conseguir los objetivos deseados.

Premiar tu esfuerzo

Un error muy presente en todas aquellas personas que no llevan un entrenamiento diario y constante.

Al acudir una vez al gimnasio piensan que ya han hecho todo el trabajo suficiente para merecer una recompensa.

La recompensa siempre es la misma, un dulce o atracón de comida basura.

Sudar la gota gorda, no significa que los resultados ya se hayan conseguido, y que podamos echar manos de cualquier alimento basura.

Debemos ser constantes.

Los resultados deseados se consiguen con un equilibrio de entrenamiento y dieta saludable.

Los placeres están permitidos, pero una o dos veces a la semana, y siempre que hayamos cumplido nuestros objetivos durante la semana.

 

Las agujetas se apoderan de nosotros

Al no estar acostumbrados a un entrenamiento constante, las agujetas se convierten en protagonistas de nuestros días.

Dejar de pisar el gym hasta que desaparecen las molestias de las agujetas es un error muy común y poco factible para conseguir los resultados.

Evitar las agujetas es difícil, pero si podemos reducirlas.

Es necesario realizar estiramiento después de entrenar. Además, podemos tomar glutamina para el dolor.

Cierto es que el músculo debe descansar 72 horas, pero podemos acudir al gym para trabajar otro músculo.

728x90 ES