La increíble historia de La familia Gracie y el nacimiento del Jiu-Jitsu brasileño

In Jiu Jitsu / Grappling, Noticias, Noticias MMA by Jaime Corral1 Comment

Uno de los mitos de la lucha que revolucionó por completo el jiu-jitsu hasta hacerlo suyo

La familia Gracie no es una familia cualquiera… De hecho, no se me ocurre otra familia que pueda presumir de inventar un deporte. Debe resultar curioso, incluso para ellos en su día, como en pleno siglo XX, cuando parece que todos los deportes están bien definidos, sean capaces de transformar una disciplina hasta hacerla suya.

La familia Gracie marcó un antes y un después en los deportes de contacto. ¿Te imaginas que un deporte lleva tu apellido? No sé si eso es lo que le comenta un hermano a otro. El caso es que dentro de prácticamente dos siglos, será el aniversario de Gastao Gracie, el patriarca de la familia, de origen escocés, que decidió emprender un viaje a Brasil que acabaría con la creación del arte marcial Gracie Jiu-Jitsu del que más tarde derivaron deportes como el Vale Tudo o la vertiente deportiva- competitiva conocida como el JJB (Jiu-jitsu brasileño)

Su historia

De origen escocés, la familia Gracie encabezada por Gastao Gracie, decidió emprender su camino hacia Brasil a principios del Siglo XIX.

Asentándose y creando una nueva vida ahí, su nieto, Carlos Gracie tuvo como maestro al Conde Koma, su nombre real era Mitsuyo Maeda, un refugiado político japonés que como agradecimiento a la familia por la acogida y darle la oportunidad de emprender una nueva vida, les enseñó las artes en las que el era experto, El judo y el jiu-jitsu.

Carlos Gracie se impregnó de toda la sabiduría de Maeda durante más de dos años para poder enseñarle a sus hermanos.

Carlos decidió, ante la pasión que desató en el estas artes marciales, enseñar a sus hijos y guiarles por el camino de la lucha. En 1925 inauguró su primera academia en Brasil en donde se entrenaba el jiu-jitsu con ciertas transformaciones que más tarde se convertiría en su propio sistema.

Eran 8 hermanos, pero nos importa sobre todo el último, el más pequeño. Su nombre era Helio y aunque parecía que no tenía ninguna opción de convertirse en un gran luchador en comparación con sus hermanos, es uno de los fundadores del Gracie Jiu-Jitsu. Físicamente era muy débil, tan débil cuentan que apenas podía subir las escaleras de su casa sin marearse o desmayarse.

Con apenas 14 años, se mudó a Botafogo con el resto de sus hermanos, que ya enseñaban el Jiu-jitsu que habían aprendido de su padre Carlos, instruído por el maestro Maeda.

Por motivos de salud y recomendación médica Helio Gracie tuvo que conformarse con pasar varios años observando a sus hermanos impartir clase hasta que un día, ante la ausencia de su hermano, se ofreció a dar la clase. Los alumnos quedaron tan satisfechos con su actuación que le pidieron dar las clases con él.

Pronto asumió que debido a su físico tenía pocas posibilidades por lo que trató de modificar las técnicas para que se ajustaran a su cuerpo y a sus capacidades. Especializándose en la palanca y en sacar beneficio de los impulsos del cuerpo junto con aprovechar las oportunidades hicieron de sus técnicas más sutiles y más completas.

Dando prioridad a la inteligencia y estrategia, en vez de a la velocidad o la fuerza, Helio fue descubriendo lo que en el futuro sería el Jiu-Jitsu brasileño.
Ante la necesidad de tener que demostrar su nuevo sistema. Helio desafió a todos los luchadores de artes marciales del momento.

Realizó 18 combates, obteniendo aplastantes resultados. Luchó contra el campeón de lucha libre del peso completo, Wladek Zbyszko o contra Kato, considerado el judoka número dos del planeta, Helio venció a los 6 minutos con una sumisón.

Su siguiente reto no fue otro que el de enfrentarse al campeón del mundo, Masahiko Kimura, el número uno por excelencia y un mito de la lucha, que con un peso de 80 libras más que Gracie, logró imponerse en la pelea aunque quedó tan impresionado que le pidió que viajara con el a Japón para instruirle en esas técnicas que el aseguraba en su país no existían.

Se atrevió a retar a grandes figuras de los deportes de contacto de la época como Primo Carnera, Joe Louis y Ezzard Charles aunque ninguno de ellos aceptó. Fue el comienzo de una larga generación de luchadores que han conformado una familia que pasará a la historia por tener el honor de crear una modalidad de deporte que ahora se practica en todo el mundo.

Leave a Comment