Haz de tus viejos guantes… ¡unos nuevos!

In Boxeo, Noticias, Noticias kryssing, Noticias MMA by Claudia Do CampoLeave a Comment

Mantener los guantes higienizados es un punto importantísimo antes de subir al ring

Después de un largo y duro día de entrenamiento tan sólo tenemos en mente una cosa; llegar a casa para descansar, pero… ¿y que pasa con los guantes?

En ocasiones con las prisas, olvidamos que nuestros guantes deben estar regularmente limpios entre sesión y sesión. De no ser así, las bacterias y la acumulación de sudor pueden provocar un terrible olor.

Por ello, vamos a aprender a evitar situaciones sorpresas antes de calzar nuestros guantes y subir al ring.

Muchas personas, por norma general, piensan que meter los guantes en la lavadora eliminará los malos olores. Claro que lo hará, pero también provocaremos un importante deterioro de los mismos.

Titan Channel tiene los mejores consejos para mantener los guantes en perfectas condiciones higiénicas.

El primer, y más importante, consejo de todos es conocer el material del que están hechos nuestros guantes ya que según esta variante tendremos que utilizar unos métodos u otros.

Otro consejo básico e importante, colocar los guantes cerca de una ventana para conseguir que entre la mayor cantidad de aire posible y evitar la aparición de bacterias. Evitando así, dejarlos en la mochila de entrenamiento tras la sesión.

Absorber el sudor

El sudor, el mayor enemigo de los deportistas a la hora de tener que deshacerse de ellos al limpiar los guantes. La concentración de sudor provoca la aparición de terribles olores difíciles de controlar.

Existen muchos materiales que sirven de esponja para evitar la acumulación de sudor, pero el más efectivo son los vendajes de algodón que enrollamos en nuestras manos antes de ponernos el guante.

Eso sí, las vendas tendremos que tenerlas limpias e higienizadas si no, el mal olor se acumulará y ocurrirá lo mismo que con los guantes.

 

Remojo en agua salada

Durante la noche dejaremos los guantes en un barreño con agua salada.

Gracias a esta técnica conseguiremos acabar y disolver cualquier bacteria.

Consiste en una alternativa a hervir los guantes ya que los dañaríamos o destruiríamos.

Mucho cuidado con el material ya que muchos materiales no reaccionan bien al agua con sal. Siempre debemos informarnos bien, antes de comer cualquier locura.

Al congelador

Meteremos los guantes en unas bolsas de plástico para que no queden cubiertos por el hielo y lo meteremos durante un par de días en el congelador.

La congelación es un método excelente para evitar la propagación de bacterias.

Desinfectantes

Un método cómodo y rápido que mantendrá las bacterias fuera del alcance de nuestros guantes.

Un simple toque de spray anti-bacterias como Lysol o Febreze antes y después de nuestros entrenamientos nos ayudara a mantener las bacterias controladas.

Cada spray tiene unas composiciones diferentes por lo que tendrás que ver cuál es el más adecuado y eficaz para ti.

Los sprays desinfectantes no son métodos que te libre de llevar a cabo otras labores de limpieza, sino que te ayuda a disminuir la frecuencia con la que tendrás que limpiar los guantes.

Recuerda siempre utilizar el sentido común y no cometer locuras para deshacerte del sudor, eso sí, no seas despistado y mantén siempre tus guantes secos y fuera de peligro bacteriano.

Leave a Comment