Fitness: ¡Haz de tu abdomen, un abdomen de acero!

In Noticias by Claudia Do Campo0 Comments

Añade los ejercicios perfectos a tu rutina diaria para conseguir un abdomen de acero

Cada persona tiene sus necesidades y deseos, pero lograr un abdomen de acero puede ser uno de los objetivos más deseados.

Horas y horas son las que pasamos en el gym, trabajando duro para tener resultados positivos en nuestro abdomen, pero la realidad es muy diferente a los deseado.

A pesar de sudar la gota gorda entre ejercicio y ejercicio, no conseguimos un abdomen bien trabajado.

La pregunta es: ¿hacemos los ejercicios correctos? ¿debemos añadir ejercicios nuevos para reforzar nuestro abdomen?

Valoremos los ejercicios más efectivos para conseguir fortalecer nuestro abdomen y añadamos esos ejercicios a nuestra tabla diaria de entrenamiento.

Lo mejor de los ejercicios de abdomen, es que podrás realizarlos en el mismo salón de casa sin tener que invertir en el gimnasio.

Roll up

El primero de los ejercicios que realizaremos para calentar y preparar nuestro cuerpo para una buena sesión de entrenamiento.

Tumbados boca arriba, extenderemos las piernas para formar una línea recta en el suelo.

Inhalaremos y llevaremos nuestros brazos por encima de la cabeza. Al mismo tiempo moveremos el tronco, como si estuviéramos enrollados hacía delante hasta tocar nuestros dedos de los pies.

A mitad de camino, debemos exhalar para hacer efectivo el ejercicio.

Patada lateral

Gracias a este ejercicio, tonificaremos nuestro abdomen en el menor tiempo possible.

Busca una superficie plana para tumbarte. Utiliza el antebrazo para apoyar sobre la superficie y mantener la cadera elevada.

Estira el brazo izquierdo por detrás del cuello, mientras mueves la pierna derecha hacía el frente.

Intenta estirar el brazo derecho hasta que toque con el izquierdo.

Cambia de posición para conseguir un trabajo equilibrado.

Abdominales en forma de V

Imprescindible para un buen trabajo de abdomen.

Nos acostaremos sobre el suelo con brazos y piernas extendidas, las manos quedaran estiradas hacía atrás por los lados de la cabeza y las palmas hacía arriba.

Inspiramos y al espirar contraemos el abdomen hasta elevar lentamente el tranco y las piernas, creando una especia de “V” gracias a la flexión de la cadera.

Aguantamos en forma de “V” unos segundos hasta volverá a la posición inicial.

¡No olvides estos ejercicios y presume de abdomen de acero!

Leave a Comment