¡Que el entrenamiento no quede atrás en verano!

In Noticias by Claudia Do CampoLeave a Comment

El verano no es excusa para abandonar el entreno

El calor llega a la ciudad, las ganas de irnos de vacaciones aumentan y la fuerza de voluntad a la hora de acudir a nuestro entreno diario, se reduce.

¡No te preocupes!

El calor, las vacaciones y el verano no tienen que ser una excusa para dejar de lado tu entrenamiento.

Por lo general, en verano, el destino más demandado son las playas donde corre la brisa del mar y podemos refrescarnos.

Abandonar nuestro entrenamiento diario en vacaciones supone dejar de estar en forma y tirar por la borda todo lo esforzado durante el invierno.

Cierto es, que no vamos a dedicar las mismas horas de entrenamiento ya que en vacaciones nuestra rutina es distinta, tenemos más planes, estamos fuera de casa… pero sí es conveniente guardar unas horitas para nosotros y nuestro cuerpo.

En verano, el gimnasio está en la playa

Durante las primeras horas del día o de la tarde, cuando el calor baja, la playa puede ser nuestro gimnasio.

Nunca a pleno sol ya que puede darnos una insolación o una bajada de tensión por el esfuerzo añadido.

Siempre iremos acompañados de una gorra, protección 50 UV y una buena botella de agua bien fría, a ser posible congelada.

En verano, la temperatura es alta y puede variar bien rápido, por lo que no queremos sustos.

En la playa, las maquinas no serán necesarias para seguir esforzándonos en mantener nuestro cuerpo.

La arena de la playa, al ser una superficie poco estable, hará más complejo cualquiera de nuestros ejercicios.

Por lo tanto, nos esforzaremos más que en terreno plano y nuestros músculos lo agradecerán.

Nuestra fuerza, potencia de la zancada y resistencia se verán beneficiadas al realizar ejercicio sobre la arena.

Ejercicios en la arena
  • Carrera por las dunas: Localicemos un lugar con dunas o elevaciones arenosas, súbela lo más rápido posible. En el momento de bajar hazlo andando para la recuperación. Descansa 20 segundos y repite en 5 ocasiones.
  • Sentadillas Split: Coloraremos el pie en una roca mientras con la otra, la flexionaremos hasta el suelo.
  • Sprint + flexiones: Haremos un par de líneas con 40 m de distancia. Correremos de una línea a otra a toda mecha. En el momento de pisar la línea, nos detendremos para realizar 3 flexiones, y continuar.
Ejercicios en el agua
  • Carreras de tobillos cubiertos: Entraremos al agua hasta que cubramos los tobillos. En este momento comenzaremos una pequeña carrera de un extremo a otro.

A través de este ejercicio, ejercitaremos los gemelos de forma más intensa y los cuádriceps se verán reforzados.

  • Más allá de los tobillos: Es el momento de sumergirnos hasta la cintura, y repetiremos pequeñas carreras. Activaremos los abdominales y dorsales.

 

Nuestro cuerpo agradecerá que compaginemos los excesos de vacaciones con una continuidad de entreno.

De modo, saca el máximo partido de la playa en vacaciones y adapta tus ejercicios al entorno vacacional.

728x90 ES

Leave a Comment