Elabora postres fitness dulces y sencillos para saciar tus caprichos

In Noticias, Nutrición by Claudia Do CampoLeave a Comment

olimp
Postres fitness dulces y sencillos para realizar en casa

Ahora con la llegada de Septiembre, nos vemos obligados a dejar los excesos que hemos cometido en verano de lado y comenzar de nuevo con los entrenamientos y la sana alimentación.

Al pensar en una alimentación sana, nuestra mente automáticamente piensa en verde y elimina los dulces. Lo cierto es que los alimentos dulces también son bienvenidos en la dietas fitness, pero con moderación.

Uno de los momentos donde más apetece un rico postre dulce es al terminar de comer o cenar. Por ello, vamos a explicar tres postres sencillos y aptos en dietas fitness para que los elabores en casa.

pudding de chocolate vegano

Una pieza de tofu, dátiles, cacao puro en polvo y cholocate negro sin azúcar son los ingredientes necesarios para poder realizar un sencillo pudding de chocolate cargado de proteínas vegetales. Haz uso de batidora para añadir todos los ingredientes, remueve bien hasta conseguir una masa homogénea. Colocar en vasitos pequeños y dejar enfríar.

PUDDING DE CHÍA Y CHOCOLATE CON YOGURT

Sus ingredientes; el yogur, la leche y las semillas de chía brindan proteínas, fibra y grasas sanas. Lo primero que tenemos que hacer es mezclar bien la chía con el cacao en polvo, añadir leche y remover bien sin dejar grumos la masa. Posteriormente, cogeremos un vasito, donde verteremos un poco de la masa de chía, un poco de yogurt con miel y terminaremos por verter el resto de la masa chía. Enfriar y listo para comer.

mousse de fresas y queso fresco

Un postre fácil y sencillo para tener siempre en la nevera de casa para saciar un capricho. Sus ingredientes hacen que sea un postre muy sabroso, rico en proteínas de calidad y vitamina C.  Su preparación es tan sencilla que solo perderemos 15 minutos de nuestro tiempo.

Lavamos bien las fresas, las colocamos en la batidora y las trituramos hasta conseguir un puré sin grumos. Acto seguido, añadiremos el queso fresco, trituraremos de nuevo hasta que quede todo perfectamente mezclado. Verter en vasitos pequeños, dejar reposar en la nevera un mínimo de dos horas y… ¡a disfrutar!

Noticias relacionadas

Leave a Comment