El síndrome de Punch Drunk, el mayor rival de un boxeador

In Noticias by JaimeLeave a Comment

http://olimp-supplements.es/
La práctica reiterada y frecuente de boxeo puede acarrear serios problemas cerebrales.
Síndrome Punch Drunk

El boxeo es uno de los deportes de contacto más famosos y practicados en el mundo. Se tiene siempre en mente que los boxeadores profesionales corren riesgo de sufrir lesiones musculares, óseas (fracturas, luxaciones, torceduras), magulladoras etc… Lo que no se conoce por la mayoría del público es que este deporte puede crear problemas cerebrales, como es el síndrome de Punch Dunk. Este síndrome (del inglés punch, puñetazo, y drunk, ebrio) fue descubierto en 1928 por Harrison Martland. Esta enfermedad provoca anormalidades en la conducta, la memoria, personalidad y problemas en el habla y el movimiento del sujeto. La clínicamente denominada demencia pugilística, se da generalmente cuando el luchador ha realizado entre 30 y 60 combates. Con mayor probabilidad en boxeadores de más peso y más lentitud, que suelen recibir más impactos por combate o en el caso de los entrenamientos, a los llamados “sparrings”.

Los síntomas iniciales no suelen ser muy notorios, sobre todo se ven pérdidas de concentración y algunos problemas leves en el habla y la memoria (lentitud a la hora de respuesta, menor localización problemas en la construcción de frases complejas o largas). Estos síntomas van siendo más agudos y pronunciados a medida que el cerebro se deteriora. Los impactos provocados en el cráneo, como en este caso pueden ser los puñetazos en la frente o la sien, hacen que el cerebro choque contra las paredes encefálicas, lo que puede provocar hemorragias internas en venas y arterias, dando la posibilidad de que este síndrome aparezca en el boxeador. De hecho en los casos más avanzados de la enfermedad, se puede dar el caso de que el boxeador padezca  Parkinson.  Los expertos además sostienen que esta enfermedad puede aparecer no sólo con la práctica constante de boxeo, si no también al empezar a practicarlo, o incuso años después de que el boxeador haya dejado este deporte. Es por eso que los médicos recomiendan a todo aquel que practique boxeo que lo haga bajo la mano atenta de profesionales médicos y técnicos que velen por la integridad física del boxeador.

Noticias relacionadas

Leave a Comment