El enfrentamiento entre Carlos Condit vs Georges St Pierre, ¿el mejor en la historia del peso wélter? (Vídeo)

In Noticias, Noticias MMA by Jorge Díez LargachaLeave a Comment

Olimp
UFC 154 fue una de las mejores veladas de las artes marciales mixtas

Hay enfrentamientos en las mma que siempre estarán en la memoria de los aficionados. Una de las peleas de UFC que permanecen en la memoria de los aficionados es UFC 154. El campeón del peso wélter, el canadiense George St. Pierre, volvía tras una operación de rodilla que lo tuvo cerca 18 meses alejado de la jaula. Defendía por séptima vez el cinturón ante el siempre peligroso e impredecible Carlos Condit, “The Natural Born Killer”, quien venía de ganar el título interino de la división ante Nick Díaz.

El combate se celebró en el Bell Centre de Montreal, GSP dominaba la pelea, y de hecho necesitó 100 segundos para anotarse con el primer takedown de la noche. Al final del primer asalto, “Rush” castigaba en el ground and pound, conectando un codo izquierdo que hizo sangrar la parte superior del ojo derecho de Condit. Pero llegó el tercer asalto y con él todo cambió. Todos los asistentes se quedaron sorprendidos por lo que vieron y nunca lo han olvidado. El norteamericano sangraba profundamente en su rostro, dándole a la combinación que estaba por ejecutar las características épicas que necesitaba.

Fue en el segundo 28. Condit lanzó un jab izquierdo y GSP lo bloqueó. Luego vino un cross de derecha que no llegó a destino. Pero el campeón no bajó la guardia. Entonces apareció la magia. El instante en el que los flashes iluminan toda la jaula. El retador hizo un movimiento de cuello y cintura muy rápido, y GSP bajó su mano derecha. Y Condit no dudó en acelerar a fondo. Desde nadie sabe dónde, sacó una high kick de izquierda directa al rostro de GSP, quien cayó al suelo. En el ground and pound, “The Natural Born Killer” estuvo alrededor de 50 segundos sobre GSP, intentando con codos y puños, pero sin poder finalizar. Luego el campeón se puso de pie y tras acertar una derecha lo llevó nuevamente al piso. En el cuarto y quinto asalto, GSP siguió dominando. Ganó justamente por decisión unánime (50-45 x2 y 49-46), capitalizando 7 de 8 intentos de derribo y conectando casi el doble de golpes significativos (71 contra 36). Una pelea que está ahí para ser recordada.

Noticias relacionadas

Leave a Comment