Derrotas o Victorias

In Noticias, Noticias MMA by Abraham RedondoLeave a Comment

La motivación en una competición para afrontar una derrota

Hoy en día ya se sabe que  las derrotas o victorias en una competición dependen mucho de  la psicología y la motivación con la que un deportista afronta su reto y puede ser la vía principal para el éxito o fracaso. El factor de la mente, juega un papel  principal muy por encima de nuestro estado físico o preparación, aunque al mismo tiempo es muy proporcional.

Dentro de todos los deportes en general son muy común las frases motivadoras y muy especialmente dentro de los deportes de contacto. Siempre se escuchan frases como:

“El dolor es momentáneo pero el orgullo eterno”, “cuando mi mente y mi cuerpo digan basta, mi corazón y mi voluntad gritarán ¡Adelante!”, “¡Vencer o morir!”

Son cada vez más equipos y escuelas los que introducen de algún modo tipos de contenidos psicológicos deportivos en sus enseñanzas o entrenamiento.
Fuera ya del dicho de “vencer o morir”, hay que decir qué no es el final morir, que dentro de él timmig de una misma acción como puede ser una competición hay varias fases de motivación en la que se debe educar al luchador para superar sus adversidades, tenemos la fase previa, intermedia y posterior:

 

  • Fase previa: Sería la fase en la que el competidor debe estar convencido de que puede hacerlo, que sabe cómo llegar hasta su objetivo, que está listo para ello y no lo va a dejar escapar.
  • Fase Intermedia: Estando ya en plena acción, cuando las cosas se ponen difíciles, hay que tener en la cabeza el no rendirse, todo lo que has sudado, sacrificado y sangrado para llegar allí y que pase lo que pase no te rendirás.
  • Fase posterior: Cuando el resultado no ha sido el deseado, no es el final. Las derrotas nos sirven para crecer y fortalecer. Es con cada derrota cuando nos hacemos más fuertes con sólo tener el deseo de volver a afrontarlas y vencerlas.

Un campeón sólo se convertirá en ello, al analizar sus miedos, afrontarlos y vencerlos. “Son nuestros miedos a quiénes les encanta robar nuestros sueños”. Nuestro objetivo y meta final si lo analizamos no son nuestros rivales, sino nosotros mismos, nuestro mayor rival es nuestra mente y voluntad. Para ser grande hay que pensar en grande.

Leave a Comment