Consigue un cuerpo fitness sin salir de casa

In Noticias, Noticias Kick Boxing, Noticias MMA by Claudia Do Campo1 Comment

Pasar días y días sin comer no es la mejor solución para lucir un cuerpo fitness

La palabra fitness está a la orden del día, y es que a todos nos gustar pasear por la playa sin camiseta y lucir un cuerpo bien esculpido.

En nuestra cabeza tenemos asociado que esos cuerpos sólo se consiguen pasando las 24 horas del día metidos en un gimnasio con un duro entrenamiento, pero estamos equivocados.

No todas las personas que vemos por la calle con un cuerpo de infarto pasan horas y horas en el gimnasio.

Es cierto, que debemos seguir una rutina deportiva, pero no tan intensa como creemos.

Conseguir un cuerpo fitness requiere paciencia, esfuerzo y sacrificio en muchos aspectos, pero si conseguimos interiorizarlo bien y llevar a cabo una rutina saludable… ¡Lo conseguiremos!

Además del gimnasio, son muchos otros factores los que nos ayudan a conseguir un cuerpo bien cuidado y marcado.

Vamos a conocer cuáles son esos factores que debemos incluir en nuestra rutina y notar los cambios de nuestro cuerpo.

Planificar nuestra dieta.

Un error muy común es copiar las dietas que vemos en internet. No debemos hacer esto ya que no todos tenemos el mismo metabolismo y puede que esas dietas no estén adaptadas a nosotros.

A la hora de elaborar nuestra propia dieta, debemos fijarnos en el gasto calórico que tenemos.

Siendo razonables con las raciones y alimentos de nuestro plato, no existe la necesidad de pesar y contabilizar todos los alimentos al límite.

Utilizar el método del plato ayuda mucho; dividiremos nuestro plato en 3 partes donde la mitad estará ocupada por vegetales, una cuarta parte por proteínas y la otra por carbohidratos complejos.

Es aconsejable hacer 5-6 comidas al día, comer despacio y masticar bien los alimentos.

Cuando hayas perdido un 10% de tu peso actual, reserva una comida al día para saltar la dieta y darte un capricho.

Cambiar las grasas malas por las buenas.

Elimina las frituras de tu dieta y prepara los alimentos a la plancha u horno.

Procura comer grasas que aporten un valor saludable a tu cuerpo como podemos encontrar en el aguacate, aceite de oliva, salmón, atún, almendras…

Reducir el consumo de sal.

Nos favorecerá en la retención de líquidos y absorción de glucosa en el intestino.

El consumo de sal no debe superar los 2.5 – 5 gramos diarios, es decir, de ½ a 1 cucharita pequeña.

Comer mucha fruta y verdura.

El alto contenido en fibra es excelente para aumentar la sensación de saciedad y controlar más el consumo de energía.

Entreno constante.

Práctica ejercicio de una forma regular, es decir, mínimo 5 veces a la semana.

No olvides hacer ejercicios de resistencia como el cardio que ayudarán a potenciar la quema de grasas, logrando una mejor definición y aumentando tu capacidad pulmonar.

No te olvides nunca del agua.

El agua juega un papel muy importante tanto en nuestra rutina diaria como en el adelgazamiento.

Debemos tomar un mínimo de 2-3 litros de agua diarios, distribuidos durante todo el día. Con ello, conseguiremos mantenernos hidratados y saciar la ansiedad de la comida.

Si somos capaces de seguir estos consejos e incluir en nuestra rutina, conseguiremos notar grandes cambios en nuestro cuerpo. Eso sí, nunca debemos perder la paciencia ya que es un proceso lento que requiere constancia y perseverancia.

A grandes esfuerzos, grandes resultados.

Leave a Comment