Consejos para evitar rozaduras durante el entreno

In Noticias by Claudia Do Campo

Estrena duro, evitando las rozaduras.

Las rozaduras suelen jugarnos malas pasadas cuando menos lo esperamos.

Y es que, una rozadura puede arruinar nuestra rutina de entrenamiento e incluso derivar en grandes heridas.

Un entrenamiento es beneficioso para la salud y nuestra condición física, pero también es sacrificante.

Nuestro cuerpo sufre las consecuencias del entrenamiento con agujetas, cansancio, lesiones… y sobre todo, las no deseadas rozaduras y ampollas.

Las ampollas y rozaduras aparecen sin previo aviso.

Son molestas y pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo.

¿Por qué aparecen las rozaduras?

Una rozadura se produce cuando una parte del cuerpo se irrita por el roce de algún material de las prendas o zapatillas con alguna parte del cuerpo.

Si el roce es continuo en el mismo area, es posible, que dé lugar a una ampolla, inflamándose y llenándose de líquido.

Las ampollas suelen ser un mecanismo de defensa del organismo para proteger la piel y acelerar la recuperación.

Evita las rozaduras

Evita las rozaduras y conseguirás un entrenamiento tranquilo, sin consecuencias sorpresas.

Lo ideal para evitar su presencia es mantener una piel completamente hidratada, ya que una piel seca tiene más probabilidad de sufrir las consecuencias de las rozaduras y ampollas.

Unas cintas o esparadrapo en aquellas zonas que pensamos que pueden ser más propensas a generar rozadura como talones, pezones, axilas… también es recomendable para adelantar acontecimientos.

Está totalmente prohibido estrenar equipación el mismo día del debut deportista.

Debemos ir moldeando nuestra equipación los días previos.

De esta manera, conoceremos si el equipo está hecho del material adecuado para llevar con nosotros el día de la competición o de lo contrario si tenemos que dejar en casa.

Utiliza un equipo de ropa para verano y otro para invierno, aunque no lo creas, es un factor importante ya que el cuerpo tiene necesidades diferentes según la época del año.

Las zapatillas deben ser de nuestra talla y estar dotadas de ventilación. Y siempre ir acompañadas de calcetines.

Al igual que la ropa, no debe contener costuras u otro factor molesto que derive en rozadura.

¡Nunca explotar!

Si no hemos podido evitar la aparición de la ampolla, no te preocupes.

Hay solución para deshacerte de ellas lo antes posible.

Mantén la zona dañada limpia para evitar infecciones.

Nunca explotes ni cortes la ampolla, la infección estará asegurada y aumentaremos el daño de la misma.

728x90 ES