Beneficios de entrenar en la playa

In Noticias by Claudia Do CampoLeave a Comment

Veranear en la playa nos aporta calidad de vida y entrenamiento.

Entradas atrás os dejábamos claro que las vacaciones no son una excusa para dejar de lado los entrenamientos.

El entrenamiento debe estar siempre presente.

No debemos dejar de mantener nuestro cuerpo, por muchas ganas de relax que tengamos.

Bien sabemos que en vacaciones las rutinas no son las mismas.

Nuestros hábitos cambian y con ello nuestro posicionamiento geográfico también.

Si somos de aquellas personas que abandonamos la ciudad en verano, y nos refugiamos entre la arena y la brisa del mar, estamos de suerte.

No solo por la calidad de vida que esto supone, si no por los beneficios que la playa supone a la hora de realizar ejercicios en ella.

Beneficios de un entrenamiento playero
Mejora la estabilidad y equilibrio

La arena es un terreno bastante desequilibrado, y nos dificulta un apoyo de pies y extremidades.

Al encontrarnos en un terreno que no es llano, nos obligamos a aplicar mayor fuerza de lo norma en cada uno de los ejercicios que realizamos.

En el terreno irregular, nuestro cuerpo, inconscientemente desarrolla una mayor estabilidad y equilibrio en cada uno de los ejercicios que realizamos para llevar a cabo nuestra rutina deportiva.

Evitar lesiones

Entrenar cerca del mar y sobre la arena, nos permite salvar nuestros músculos de muchas lesiones, roturas…

La brisa del mar es beneficiosa para nuestra salud y musculatura.

 

Variedad de ejercicios

A simple vista puede parecernos que la playa es un escenario bastante básico de entrenamiento, donde tan solo podemos correr y nadar.

Estamos equivocados.

La playa con tan solo la arena y el mar, cuenta con más recursos de los que imaginamos.

Tan solo debemos de ser listo y sacar el mayor rendimiento a los recursos de esta nos aporta.

Es recomendable, crear una tabla de ejercicios donde alternar todos los recursos que las playas nos ofrecen como es la arena mojada, la seca, la semi-seca o el mar.

Importante variar las actividades en diferentes terrenos para ejercitar partes del cuerpo distintas.

Un buen ejercicio es correr dentro con el agua hasta la cadera, lo que supondrá un mayor esfuerzo por nuestra parte, pero mejores resultados.

Beneficios de la propia naturaleza

No solo los entrenamientos y ejercicios que llevamos a cabo a pie de playa nos aportan factores positivos a nuestro cuerpo.

Existen muchos otros factores naturales positivos para nosotros.

Los rayos de sol nos proporcionan vitamina C mientras la brisa del mar contribuye a mejorar nuestro sistema respiratorio.

Mayor pérdida de calorías

Aunque el ejercicio sea el mismo y utilicemos los mismos recursos que en terreno llano y las mismas horas de entrenamiento, la práctica de nuestra tabla sobre la arena, supone mayor pérdida que calorías y grasa.

Cambiar el entorno de entrenamiento no viene nada mal, motivándonos para seguir mejorando cada día.

Es necesario salir de vez en cuando de las cuatro paredes del gimnasio y aprovechar los recursos naturales que encontramos fuera de ellos.

Baja a la playa con tu tabla de entrenamiento, cumple con los objetivos y prémiate con un buen chapuzón descongestionante en el mar.

bs471_728x90

Leave a Comment