Beneficios de un entrenamiento acompañado del frío

In Noticias by Claudia Do CampoLeave a Comment

Conoce los beneficios que aporta un entrenamiento en un clima frio

Ahora que llega el invierno nos vemos atrapados por la manta y el sofá.

El frío es traicionero, retrasando nuestras cita con las zapatillas y el chandal.

¡No debemos dejar que eso ocurra!

En un entrenamiento acompañado de frío nuestro cuerpo reacciona mejor y nos aporta mayores beneficios.

Un informe realizado por la Universidad de Essex (Reino Unido) en 2012 afirma que entrenar en un ambiente natural, limpio y al aire libre aporta mayores beneficios para la actividad física. 

Sin embargo, ¿como motivarnos cuando nos encontramos bajas temperaturas al salir de casa?

Es muy importante pensar en los beneficios que va a recibir nuestro cuerpo tras realizar los ejercicios en un clima frío. 

Al estar en un ambiente frío el esfuerzo que realizaremos es mayor para entrar en calor lo antes posible. Por ello, trabajar duro nos resultara más fácil que en un ambiente caluroso como podemos encontrar en el gym.

Mayor quema de calorías. Al tener el cuerpo en frío, reaccionamos en busca del calor. En este caso la actividad metabólica aumenta para que las células consuman mayor energía y se transformen en calor.

Unos científicos demuestran que: “La energía total consumida en 60 minutos de entrenamiento en pantalón y camiseta corta era un 13% mayor en condiciones de frío.”

Fortalece el sistema inmunológico. Realizar la actividad física en condiciones de baja temperatura aumenta el número de leucocitos y granulocitos, responsables del sistema inmunológico.

Siempre debemos hacerlo con cabeza. El clima debe ser frío pero no excesivo ya que el efecto puede ser contrario y  debilitar nuestro sistema inmune.

Mejoraremos el rendimiento físico. El primer paso que debemos dar es una fase de precalentamiento intenso para evitar molestias y lesiones.

Al encontrarnos faltos de calor, nuestro cuerpo se adaptara al entorno frío para ponerse en marcha. Dicha adaptación hace mas fuere a nuestro cuerpo y mejora la condición en muchos aspectos como aumentar la capacidad cardiaca o generar células musculares.

Mayores niveles de hidratación. El calor hace que sudemos más de lo normal por ello, provocando la deshidratación. Sin embargo, en un clima frío perderemos menos agua debido al sudor generado por el calor, aun así, debemos llevar nuestra botella de agua con nosotros en todo momento del entrenamiento.

Conocidos los beneficios que aporta el frío en nuestro cuerpo no debemos tirar la toalla en invierno.  Eso sí, debemos ser responsables y pensar bien con la cabeza.

Al encontrarnos en condiciones frías no podemos salir como si fuéramos a ir al gimnasio. Es importante abrigarse bien con varias capas y evitar los días con temperaturas extremadamente bajas.

Es recomendable que las capas con las que nos cubramos sean:

  • La primera debe contener material hidrafuga para expulsar el sudor y no quedarnos fríos y sin nada de algodón.
  • La segunda: térmica.
  • Tercera: cortaviento, impermeable y transpirable.

Noticias relacionadas

Leave a Comment