Andy Hug, la leyenda del suizo que conquistó Japón

In Noticias, Noticias Kick Boxing by Jorge Díez LargachaLeave a Comment

Se hizo famoso por sus patadas rápidas, pesadas, agiles y certeras

Andy Hug fue una de las leyendas de Kárate, Kyokushinkai Seidokaikan,  Kick Boxer y K-1. Nacido en Suiza en 1964 murió a la temprana edad de 36 años. Una leucemia acabó con su vida cuando estaba concluyendo su carrera deportiva.

Era reconocido por la efectividad de su estilizado pateo de Kárate. Destacaba por su tremenda velocidad y por sus patadas, rápidas, pesadas, agiles y sobre todo, certeras y eficaces. Manejaba todas las técnicas conocidas de pateo. Sus Kakato Geri (una patada que sube verticalmente y baja de forma brusca tratando de golpear la base del cráneo o la frente) eran mortales, así como sus patadas circulares o con giro. Durante su carrera derrotó a peleadores como Jérôme Le Banner, Ernesto Hoost, Musashi, Peter Aerts, Ray Sefo y Mirko “Cro Cop”.

Su vida estuvo marcada por la ausencia de sus padres. Su padre Arthur era un soldado perteneciente a la legión extranjera que murió en cumplimiento de su deber en Tailandia en circunstancias extrañas sin haber visto a su hijo. Rara vez vio a su madre Madelaine Hug-Baumann, y creció con sus abuelos junto a sus hermanos Fabienne y Charly en Wohlen. A los once años comenzó a practicar Kárate estilo kyokushinkai. Era una modalidad de full contact en el que los luchadores no llevan ningún tipo de protector. A los trece años destacó como un talento excepcional y ganó muchas competiciones de principiantes.

Autorización de los abuelos

A los quince años, ganó el torneo mundial “Oyama Cup”. A los 17 fundó una escuela de Kárate en Bremgarten. Pero lo que a él le gustaba de verdad, era la competición. Quería competir, pero no podía. La edad mínima para los deportes de contacto eran 20 años. Insistió e insistió hasta que consiguió que sus abuelos le firmaran una autorización para poder hacerlo. Poco tiempo después se convirtió en un luchador único en Suiza con habilidades técnicas y mentales que pocos tenían.

Tuvo su primer éxito internacional en los campeonatos suizos de Kárate Kyokushinkai. Consiguió dos años después el primer lugar en la Copa de Europa en Hungría. Sus ataques no eran a menudo predecibles, empleando sus patadas altas y ambas piernas al mismo tiempo, con técnicas como “Mawashi Geri” (patada circular), “Ushiro Geri” (patada hacia atrás) o sus espectaculares “Uchi Kakato Geri” y “Soto Kakato Geri”, que hicieron a su estilo de pelea atractivo y espectacular.

En 1983 tomó parte del campeonato mundial de Kárate Kyokushinkai. Alrededor de 80 luchadores estaban al comienzo. Pudo combatir a su manera completamente y llegó a estar entre los 16 finalistas. Asistió a su segundo campeonato mundial en 1987, en la semifinal, derrotó a Akira Masuda y por primera vez en la historia del Kárate estilo kyokushinkai, un luchador no-japonés, llegaba a la final. Andy perdió la pelea frente a Akioshi Matsui por una controvertida decisión a los puntos.

Carrera de K-1

La asociación de Kárate Seidokan, dirigida por Kazuyoshi Ishii, fundó el torneo K-1 en 1993. En 1994 promocionó su primera pelea K-1 en el Hallenstadium en Zúrich, que fue formando un puente para el arte marcial de Japón a Europa. En 1996 en el K-1 Grand Prix, en su segunda pelea coincidió con Ernesto Hoost en semifinales, y después de un asalto adicional, ganó por decisión de los jueces. En la final, se enfrentó contra Mike Bernardo. Después de sus dos derrotas con Bernardo en 1995 esta vez lo venció por nocaut y fue declarado campeón del K-1 Grand Prix 1996.

Alcanzó las finales del K-1 Grand Prix otra vez en 1998. Tuvo una dura pelea con Sam Greco en las semifinales, no pudiendo prevalecer contra Peter Aerts en la final, quedándose con el segundo puesto. En 1999 fue el año más exitoso para el K-1 desde su comienzo, números récord de espectadores fueron registrados para todos los torneos. En el World Grand Prix en la segunda ronda se encontró con Ernesto Hoost. Tempranamente en el primer asalto, la lesión en la ingle que había mantenido un mes antes se puso aguda. Esta discapacidad era tan grave que no podía emplear sus piernas como estaba acostumbrado a hacer, tuvo que admitir su derrota a los puntos.

En Japón le fue dado el nombre de “Samurái de Ojos Azules“, aunque tenía ojos marrones. Fue el único luchador de K-1 recompensado con un título de Samurái Honorario por el fundador de K-1 Kazuyoshi Ishii. En Japón, era conocido como “El Tornado Hug” debido a que era rumoreado que ningún otro luchador podía llevarlo a cabo con la misma perfección.
Derrotó a Mirko “Cro-Cop” Filipović en K-1 Fight Night, en el 3 de junio de 2000, en Zúrich, Suiza. Su última pelea fue contra Nobu Hayashi en el 7 de julio.

Hug fue diagnosticado con leucemia aguda el 17 de agosto de 2000. El 23 de agosto cayó en coma y su enfermedad se hizo pública. Sólo 22 horas después, Hug murió por dificultades para respirar debido a una insuficiencia orgánica múltiple. Tenía 35 años y dejó esposa e hijo. Su cuerpo fue incinerado y sus cenizas depositadas en el cementerio del templo Hoshuin en Kyoto, Japón.

MYPROTEIN Set 4.1

Leave a Comment