Añade estas cuatro películas de artes marciales a tu lista

In Noticias, Noticias MMA, Noticias Muay Thai by Claudia Do CampoLeave a Comment

Si eres amante de las artes marciales, no puedes perderte estas cuatro películas inspiradas en la disciplina 

KUNG FU SION (2004). Ambientada en el caos de la China prerrevolucionaria, un ladrón de poca monta, Sing, aspira a ser uno de los crueles y sofisticados miembros de la Banda del Hacha cuyas actividades ilegales ensombrecen la ciudad. Sing intenta extorsionar a uno de los habitantes de un complejo de apartamentos llamado “Pig Sty Alley”, pero los vecinos no son lo que parecen. Sin pretenderlo, los cómicos intentos de intimidación de Sing atraen a la Banda del Hacha, desencadenando una serie de sucesos que enfrentan cara a cara los dos mundos tan diferentes. Mientras los habitantes de Pig Sty luchan por sus vidas, el choque de titanes de kung fu que sigue desentierra algunos maestros legendarios de artes marciales. A pesar de sus inœtiles intentos, Sing carece del alma de un asesino y debe enfrentarse a su propia moralidad para descubrir la verdadera naturaleza del maestro de kung fu.

ONG-BAK:EL GUERRERO MUAY THAI (2003). El título de la película, Ong Bak, hace referencia a una estatua de Buda que se halla en el templo de Nong Para-du, en la Tailandia rural. Data de los tiempos de la guerra birmano-tailandesa, que tuvo lugar hace 200 años. Los aldeanos creen que Ong Bak está imbuida de poderes mágicos y que puede protegerles de todo mal.

Una noche oscura, un antiguo habitante de la aldea hace que unos cómplices suyos corten la cabeza de la estatua para conseguir el favor de un despiadado gángster llamado Khom Tuan. Los aldeanos están desolados ante lo que consideran una catástrofe, y buscan entre sus jóvenes a un voluntario que pueda recuperar el tesoro perdido. Encuentran a su hombre en Ting (Tony Jaa), un huérfano criado en el templo, y alumno de Pra Kru, un amable monje, experto en el ancestral arte del Muay Thai: “Las Nueve Armas Corporales.”

A día de hoy, puedes encontrar la saga completa en Netflix.

FEARLESS: SIN MIEDO (2006). La historia cuenta las vivencias de Huo Yuan Jia, uno de los luchadores de artes marciales más importantes de China. Su padre era un legendario luchador y no quería que su hijo siguiese sus pasos, debido a que no estaba dispuesto a que su primogénito se viera sometido a la intensidad y a la dureza de la preparación a las que él se expuso hace varios años. Esta actitud hizo que Huo se entregara aún más en las artes marciales, puesto que entendió que en realidad escondían algo verdaderamente maravilloso a la par que arriesgado.

Con la ayuda de su amigo Nong Jinsun y un manual escrito por su padre Wushu, fue adquiriendo una serie de conocimientos y técnicas que le sirvieron para ir perfeccionando poco a poco su estilo de combate. De hecho, el desarrollo de la trama mostrará cómo fue capaz de aprender por sí mismo esta lucha hasta llegar a ser un reconocido guerrero.

13 ASESINOS (2010). El planteamiento de la trama es muy clásico: Lord Naritsugu Matsudaira (Gorô Inagaki), hermanastro del Shogun, es un ser despiadado que no duda en abusar de su poder, lo que le conduce a cometer los más crueles e incomprensibles atropellos. Se trata de un villano absoluto, totalmente maniqueo, sin el menor atisbo de humanidad. La acción transcurre durante los últimos años del shogunato, hacia el final de la Era Edo (1600-1868), concretamente en 1844.

13 asesinos no solo retrata el final de una época, sino la última oportunidad que tiene un grupo de samuráis de acceder a una muerte honorable en combate, algo inaudito en tiempos de paz. Por última vez, los personajes viven de nuevo la locura de la sangre y recuerdan los tiempos gloriosos de la Era de la Guerra. De hecho, el único sentimiento humano que muestra Lord Naritsugu en todo el metraje es el descubrimiento de la belleza intrínseca que hay en la violencia, la muerte y la destrucción, tras una jornada de persecuciones, enfrentamientos y muertes.

Leave a Comment