Actores que se atreven con las artes marciales fuera de cámaras

In Noticias by Claudia Do CampoLeave a Comment

Actores que no se resisten a las artes marciales en su vida real y deciden practicar fuera de cámaras
Jason Statham.

Antes de llegar a ser un actor referente en películas de acción como la saga de Transporter o Los mercenarios, Jason ya daba duro a sus rivales.

Jason Statham es un experto en artes marciales mixtas, kickboxing, taekwondo, muay thai y Jiu-Jitsu.

El uso que hace de las artes marciales fuera de cámara es muy diferentes al de la ficción. En su día a día, las utiliza para relajarse y liberar las tensiones acumuladas.

 

Ashton Kutcher.

Ser actor no solo complementa Ashton, el actor busca adrenalina más allá de las cámaras al practicar Jiu Jitsu.

Por lo general Asthon Kutcher se caracteriza en la gran pantalla por se un chico tranquilo, incluso “tonto” en muchas ocasiones, pero la realidad es muy distinta. Kutcher tienen carácter y así lo demuestra al entrenar uno de sus deportes favoritos.

Rigan Machado es el instructor de Kutcher y quién le ha ayudado  a trabajar duro para conseguir ser cinturón negro en Jiu Jitsu brasileño y Judo.

No cabe duda si McGregor y Kutcher se citaran en el tatami, el claro vencedor sería Kutcher como bien dice Machado.

 

joe rogan.

Rogan no se conforma con ser actor. La adrenalina le apasiona y así lo demuestra al pie del cañón de la jaula al comentar y retransmitir las peleas de grandes luchadores de UFC.

A la edad de 15 años Rogan competía en la disciplina de taekwondo logrando ser cinturón negro. Además de conseguir varios títulos como: cuatro veces consecutivas campeón de los estados de Massachusetts y campeón Abierto de Estados Unidos.

En Jiu Jitsu también cuenta con cinturón negro y en Kick boxing tienen un record de 2-1.

Ed O’Neill.

Entres las cámaras O’neill se caracteriza por se una persona tranquila y serena como se aprecia en la conocida serie Modern Family.

Cierto es que O’neill esconde un papel atlético detrás de esa persona tranquila que vemos en pantalla.

Un amigo le enseño el mundo de las artes marciales con el Jiu Jitsu brasileño, desde ese momento, no hay quien pare los pies de O’neill.

Su entrenador Rorion Gracie, co-fundador del UFC,  consiguió en 2007 que O’neill se hiciera con el cinturón negro.

Leave a Comment